Cultura

Espacio de Arte

Muestra: Ritos de pasaje

 

Vas a mirar fijo esa fotografía un tiempo más extenso del habitual. Vas a buscar ahí las pistas de quien fuiste y vas a confirmar lo que ya sabés: ya no sos la misma, tampoco ellos. Confirmás al instante que ella va a crecer también, sus juegos se van a transformar en otra cosa. Afuera, el tiempo pasa a otro ritmo. Cuando levantás la vista, ya se hizo de día. Querés retener algo y no sabés bien qué ni cómo.
Se te ocurre que quizás lo mejor es salir a hacer fotos. Pero no. Entonces te proponés bordar sobre ellas, en el gesto preciso y obsesivo de atravesar la imagen con la aguja. Aparece otra posibilidad: examinar sus detalles, como un detective que recorre una escena buscando encontrar las pistas de lo que acaba de suceder. Mirás entonces las fotos que ya hiciste y descubrís allí que el fuera del campo de esos paisajes es la tristeza que te habita hace rato, desde que te enteraste de que tu papá se enfermó.
Queda una última opción: proponer un juego para habitar la infancia, para permitirte ser por un rato la niña a la que, detrás de otra cámara, similar pero diferente, también construye una mirada del mundo.
Bordar, rastrear, jugar.
Para obligarte a mirar detenidamente sus gestos, para no olvidarte quién fue. Para que nada se escape del registro de los escenarios que él habitaba. Para conservar ese impulso vital, ese sin sentido que tiene el juego para ella: juguemos en serio.

Estas tres acciones, estos tres rituales que cada una de las artistas propone, no son otra cosa que un modo de subvertir el tiempo de la imagen.

La fotografía intenta.
La fotografía fracasa.

Pero lo que sí pueden estas imágenes hoy es convertirse en un rito de pasaje. Ritos de aflicción, ritos de duelo, ritos de iniciación. En el ceremonial del bordado, en el de la reconstrucción y en el juego salimos transformadas, ya no somos quienes éramos al comienzo. Un ritual que da sentido a los devenires que no podemos explicar de otro modo. Como nos enseñaba Van Gennep, todo rito de pasaje necesita de tres momentos consecutivos: separación, transición y reincorporación.

Compartir estas imágenes hoy quizás sea la manera en la que Agustina, Marcela y Lucía nos hacen parte del estadio final de este ritual: hacen aparecer, ponen en común y restauran algo que creíamos haber perdido para siempre.
Y ahí, en este encuentro, es donde las fotografías sí que todo lo pueden.

 

Agustina Triquell, octubre de 2018


Sobre los artistas:

Lucía Peluffo nace en Buenos Aires, en 1989. Estudió Diseño Industrial, en la Universidad de Buenos Aires, lo cuál la acerco al trabajo manual, a los talleres y al conocimiento acerca de los materiales. Esos seis años de estudios le trajeron el interés por trabajar la materia, y por conocer, desarrollar y cuestionarse las técnicas de producción. Así aborda la fotografía, desde un cuestionamiento hacia el dispositivo, hacia lo fotográfico, sus procesos de producción y reproducción, y con un interés en la naturaleza de la imagen.
A los 6 años le regalaron su primera cámara de fotos, y se formó, a partir de los dieciocho, en talleres como los de Lena Szankay, Agustina Triquell, Proyecto Imaginario, entre otros. Ha publicado el libro “Somos uno. Somos dos.”, finalista en el festival Encontros da Imagem (Portugal), el Premio de Fotolibro Latinoamericano 2017 (México) y en la Exposición de Fotolitos Iberoamericanos de Lisboa. La serie fue expuesta en el Tbilisi Photo Festival (Georgia). Con la serie “Isabel” participó en festivales como Itinéraires des Photographes Voyageurs (Francia), San José Foto (Uruguay) y Voies Off, durante Les Rencontres de la Photographie d’Arles (Francia). Su obra fue finalista del Premio Francisco Ayerza de Fotografía, del IV Premio ArtexArte, y obtuvo el 3° Premio en los Tokyo International Foto Awards (TIFA).
Actualmente tiene su propio estudio de fotografía y diseño, MORSA, y da clases de laboratorio analógico blanco y negro.

Agustina Resta, nace en Buenos Aires, Argentina en 1977. Vive su infancia en el campo y desde 1991 reside en Buenos Aires.
Estudia durante 2 años la carrera de Pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón (UNA) y luego asiste durante 4 años al Taller de Guillermo Roux, donde se especializa en Dibujo y Pintura.
Comienza la carrera de Fotógrafo Profesional en la Escuela de Fotografía Creativa Andy Goldstein y decide que la fotografía es el medio con el que quiere trabajar y comunicarse con el mundo.
Realizó cursos de fotografía de moda y de tratamiento y retoque digital.
Desde el 2013 al 2016 asistió a taller de ensayo fotográfico con Florencia Blanco y entre el 2015 y el 2016 asistió al taller de collage de Rosana Schoijett.
En diciembre de 2017 realizó el "Seminario de Prácticas Contemporáneas en el arte de la fibra- de Chiachio y Giannone".
Exposiciones
2018 Muestra “99” Fundación ICBC – Buenos Aires
2010 Muestra Individual " Nido compartido" Fundación Standard Bank - Buenos Aires
2007 Muestra Fotográfica colectiva “Frágil” 6 Fotógrafos C.C. Pachamama – Buenos Aires
2000 - 2004 Muestras colectivas Fundación Guillermo Roux

Marcela Serantes nace el 25 de Julio de 1983 en Buenos Aires, Argentina.
Estudió la Licenciatura en Finanzas en la UADE, paralelamente realizó talleres de fotografía y laboratorio blanco y negro. Fue en el año 2004 cuando define dedicarse de lleno a la fotografía y comienza la Carrera de Fotográfo Profesional en la Escuela de Fotografía Creativa de Andy Goldstein.
Profundizó su búsqueda creativa participando de talleres de creatividad con Julie Weisz y clínicas de obra junto a Lena Szankay y Agustina Triquell. También realizó talleres de collage con Rosana Schoijett y profundizó su último trabajo junto a Romina Resuche en su taller de Álbum familiar.
En el año 2015 participo con su trabajo “SANAR” de la muestra colectiva CRISIS curada por Lena Skankay, la misma se exposo en el MUGAFO en la ciudad de La Plata y el Centro Cultural Matienzo.
Para Marcela la fotografía es “el canal que utilizo para expresarme y contar mi historia, es una herramienta que me permite conocerme y procesar mis emociones.”



 

 

La muestra podrá visitarse del 11 de octubre hasta el 20 de noviembre, de lunes a viernes de 10 a 18 horas en el Espacio de Arte de la Fundación ICBC, ubicado en Av. Roque Sáenz Peña 567 - 8vo piso - Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La entrada es libre y gratuita.